Please choose Language or Country
or

Repostería

El nombre “mehlspeise” sigue resultando una incógnita para los no austriacos.
La explicación no es tan plausible como se cree, porque aunque antes también se llamaba así a comidas saladas, como el típico plato campesino “sterz”, hecho a base de sémola de maíz o alforfón, hoy en día “mehlspeise” es sinónimo de la cultura de los dulces de todo un país, que hace que incluso a los sibaritas más exigentes se les haga la boca agua. Ahora incluso hay mehlspeisen que no contienen harina... pero no queremos confundir.

Pero lo que está claro es que los austriacos adoran sus mehlspeisen o dulces tanto como el resto del mundo. Ya sean palatschinken o knödel de albaricoque, ruedas de manzana rebozadas o un strudel de requesón recién salido del horno: lo que en épocas de escasez sustituía muchas veces a los caros platos de carne es hoy en día componente fijo de toda carta de restaurante que se precie. La importancia que se da en Austria a los dulces se ve reflejada en las más extrañas circunstancias. En honor de algunos platos incluso se compone una canción, como para los “salzburger nockerln” (plato a base de merengue) que la canta ni más ni menos que Peter Alexander.

Y otros se hacen famosos porque un gobernador californiano de origen austriaco habla siempre entusiasmando del “strudel de manzana de mamá”. E incluso se provocan largas discusiones legales sobre quién puede llamar su
tarta Sacher la “Tarta Sacher Original”: el Hotel Sacher o la confitería de la corte del imperio Demel. Por cierto, el pleito lo ganó el primero. Y hablando de la tarta Sacher; la receta original sigue siendo un secreto muy bien guardado y se mantiene intacta. A pesar de que a algunos les gustaría modificar ligeramente la receta de la tarta más famosa del mundo para adaptarla al gusto local de su clientela. Para los amantes del chocolate que deseen experimentar no hay mejor destino que la manufactura de chocolate Zotter: las combinaciones de sabores, llenas de fantasía y algunas muy audaces, del chocolate fair trade producido a mano, han convencido incluso hasta el exigente paladar de la reina británica.

Repostería

Alimento para el alma y tentación

Salzburger nockerln: para seducir
El príncipe arzobispo de Raitenau ya se dejaba mimar por su querida con la ligera especialidad de nockerl. Y hoy en día este plato de origen francés sigue siendo considerado como algo seductor y pecaminoso.

Kaiserschmarren: cuando se tiene un ataque de hambre
El espumoso kaiserschmarren es tan abundante que también se pide como plato principal. Al parecer no fue inventado para el emperador, sino para su esposa, Sisi. O más bien para la dentadura de la señora, que no era muy buena.

Strudel de requesón: como recompensa
El strudel de requesón es ideal como recompensa tras un largo paseo por la montaña, con una mínima ventaja por delante del strudel de manzana y el strudel de albaricoque: está presente en casi todas las cartas de las cabañas de montaña austriacas.

Tarta Sacher:
como consuelo
No es ninguna novedad que el chocolate eleva el nivel de serotoninas y da sensación de felicidad. Y es un hecho que la tarta más famosa del mundo es ideal para consolar el corazón en cuestiones de amor u otras preocupaciones. Desde luego, también sabe deliciosa cuando no hay problemas.

Palatschinken: en cualquier momento
Finos y tiernos como la espuma, los palatschinken, o crepes austriacos, apetecen siempre, no importa lo copiosa que haya sido la comida.

Contacto

Nuestros expertos en Austria le aconsejarán individualmente y de forma gratuita de lunes a viernes de 09:00 a 17:00 horas.

Tél.: 00800 400 200 00 (llamada gratuita desde España y Austria)

Suscripción al newsletter

Consejos actuales, ofertas especiales, juegos y sorteos relacionados con vacaciones en Austria.

Inscripción al boletín de noticias

copyrights de la imagen

The main purpose of the two main domains www.austria.info and www.austriatourism.com is the promotion of Austria as a holiday destination.