Navegación Contenido Actividades en Austria

El Tirol alpino

Para llegar a los pastos alpinos, donde el silencio de la montaña solo es roto por el sonido de un riachuelo cercano o el cencerro de alguna vaca, hay que caminar muchas horas o incluso días.

Senderistas que miran la puesta del sol
Algunas localidades tirolesas, como Kitzbühel, organizan a diario, durante los meses de verano, caminatas gratuitas con guia para los huéspedes de la localidad.

Las excursiones que parten de la oficina de Turismo de Kitzbühel, como las que lo hacen de otros muchos pueblos alpinos, se dividen por rutas de menor a mayor dificultad, de forma que cada participante consciente de su preparación puede elegir la que más se adecue a sus posibilidades. Estas caminatas, que suelen hacer una parada en algún refugio a media ladera para reponer fuerzas con queso y Speck (jamón tirolés), son la mejor forma de descubrir la montaña. Desde hace algunos años, los granjeros tiroleses que alquilan habitaciones suelen incluir, también, entre las actividades que proponen a sus huéspedes, caminatas guiadas, por ellos mismos a su familia, por las montañas de la zona.