Villgratental

Silencio, sencillez, el aroma de hierba recién cortada, cielos estrellados como ya no se ven en las grandes ciudades: el valle Villgratental ofrece a 1.400 metros de altitud estos auténticos lujos de nuestros días.

Más sobre el Villgratental