Navegación Contenido Actividades en Austria

Arquitectura pionera en Vorarlberg, imaginativa y sostenible

Las numerosas construcciones de madera caracterizan el paisaje de Vorarlberg. Su arquitectura es sencilla, natural y sostenible; por un lado tradicional pero al mismo tiempo cosmopolita, al igual que sus habitantes. Un viaje a través de la mentalidad y la cultura arquitectónica de Vorarlberg.

 © Österreich Werbung/Peter Burgstaller
© Österreich Werbung/Peter Burgstaller
Arquitectura moderna de madera en el Vorarlberg © Österreich Werbung / Peter Burgstaller
Arquitectura moderna de madera en el Vorarlberg © Österreich Werbung / Peter Burgstaller
Festspielhaus Bregenz © Bruno Klomfar
Festspielhaus Bregenz © Bruno Klomfar
Casa de madera en el Bregenzerwald, Vorarlberg © Österreich Werbung/Wiesenhofer
Casa de madera en el Bregenzerwald, Vorarlberg © Österreich Werbung/Wiesenhofer
Schwarzenberg en Vorarlberg © Peter Mathis / Archiv Vorarlberg Tourismus
Schwarzenberg en Vorarlberg © Peter Mathis / Archiv Vorarlberg Tourismus
Casa de la Cultura/Cuartel de Hittiau © Christoph Lingg / Archiv Bregenzerwald Tourismus
Casa de la Cultura/Cuartel de Hittiau © Christoph Lingg / Archiv Bregenzerwald Tourismus
Construcción moderna en madera en Bregenzerwald © Christoph Lingg / Archiv Bregenzerwald Tourismus
Construcción moderna en madera en Bregenzerwald © Christoph Lingg / Archiv Bregenzerwald Tourismus

Una vez que llegue a Voralberg, sin duda se dará cuenta de que se trata de un estado pionero. Sobre todo, si se trata de combinar la arquitectura con el hermoso paisaje natural, la ingeniería con la eficiencia energética y la cultura arquitectónica con la mentalidad de Vorarlberg.

La primera parada de la ruta arquitectónica hacia el oeste del estado federado es, por lo tanto, la región de Bregenzerwald. Mejor dicho, las localidades Schwarzenberg o Sulzberg. Aquí, a primera vista, descubrirá lo que caracteriza la arquitectura y la ingeniería de Vorarlberg. En esta región, la madera goza de un protagonismo indiscutible por ser sostenible y es de suma importancia para la industria de la construcción del lugar. Por consiguiente, la imagen paisajística está repleta de construcciones de madera.

La singular arquitectura con madera caracteriza el paisaje

Antaño, la construcción con madera era el fiel reflejo de las casas agrícolas; hoy en día, caracteriza por completo la vida cotidiana. De ello surge una vivaz convivencia entre la tradición y la modernidad. Aquí son típicas las Maisäß-Häuser, casas de madera con pequeñas ventanas. En cambio, la arquitectura moderna combina la madera con grandes superficies de cristal. Un ejemplo clásico de ello es el parque de bomberos y la casa de la cultura en Hittisau. El Juppenwerkstatt en Riefensberg, un taller de costura tradicional, era antiguamente un pajar al que le han conferido un aspecto arquitectónico completamente nuevo. La fachada principal del edificio se construyó con grandes superficies de cristal y las enormes vigas de madera de soporte de la parte posterior vertebran una estructura firme.

El centro europeo de la arquitectura contemporánea

Por supuesto, la arquitectura de Vorarlberg es bien conocida entre los especialistas europeos en la materia. Realizar las prácticas con un arquitecto de Vorarlberg es tan deseado como aprender a cocinar junto a un chef estrella. De hecho, se puede hablar de Vorarlberg como el estado de la arquitectura puesto que cuenta con una gran densidad de edificios de gran calidad. También Bregenz, la capital de este estado federado, ofrece una arquitectura excelente.

El teatro Festspielhaus y la casa de arte Kunsthaus se caracterizan por el acero, el cristal y hormigón. El objetivo de sostenibilidad va más allá de las construcciones de madera y así lo demuestran los espectáculos operísticos que se celebran en el Festspielhaus o durante el Festival de Bregenz en el Seebühne, un escenario monumental que flota sobre las aguas del lago de Constanza. Aquí, los asistentes pueden degustar productos biológicos de temporada, como el gran surtido de quesos de la región.

Arquitectura, naturaleza y placidez de Voralberg

Al hablar de arquitectura, por supuesto, no pueden faltar todas las construcciones sacrales. Sobre todo si son tan singulares como la Basílica de Rankweil. La impresionante iglesia fortificada medieval vela desde la montaña como un enorme monumento por los pueblos vecinos. Las vistas desde aquí son espléndidas, así como las especialidades regionales. Los restaurantes dan sentido a la placidez austríaca y a sus exquisiteces culinarias. La Käsdönnala, una especie de quiche de queso típica de Voralberg, es especial. Con orgullo se informa de que todos los ingredientes son ecológicos. A fin de cuentas, no solo los técnicos de la construcción respetan la naturaleza, también los chefs de cocina.