Navegación Contenido Actividades en Austria

Conozca Estiria y se sorprenderá

Estiria, un lugar muy rico en impresiones, cuenta también con arquitectura por doquier. Por tanto, vale la pena descubrir la arquitectura del “corazón verde de Austria”.

Eggenberg Castle © Schiffer
Eggenberg Castle © Schiffer
 © Österreich Werbung/Viennaslide
© Österreich Werbung/Viennaslide
Kunsthaus Graz © Schiffer
Kunsthaus Graz © Schiffer
Joanneum Quarter © UMJN Lackner
Joanneum Quarter © UMJN Lackner

Y un punto de partida especialmente interesante para comenzar a descubrir es Ausseerland, en la parte de Estiria del distrito de Salzkammergut. Las venerables villas, con sus características terrazas acristaladas, continúan teniendo el mismo encanto que en la época del emperador. La Vía Artis (ruta del arte) es una buena opción para contemplar estas joyas arquitectónicas y conocer más acerca de los artistas de aquella época, que trabajaron y vivieron allí. Empieza en la Kurhaus (balneario) y en el Literaturmuseum Altaussee (museo literario) y pasa por la antigua Villa Königsgarten, donde Friedrich Torberg escribió sus obras.

Al hablar de la arquitectura de este estado, no pueden faltar todas las construcciones sacrales, sobre todo cuando son tan imponentes como la Abadía benedictina de Admont. El mayor monasterio existente de Estiria alberga también la mayor biblioteca monacal del mundo. La famosísima Basílica de Mariazell, lugar de peregrinación, es un destacable edificio del gótico y del barroco y atrae todos los años a multitud de peregrinos.

En Graz no dejará de maravillarse

Aquí se ha sabido establecer un vínculo formidable entre pasado y futuro, entre lo tradicional y lo moderno. En medio de los edificios medievales del casco antiguo se hace su sitio el gigantesco edificio de color azul irisado. La Kunsthaus Graz, cariñosamente apodada “Friendly Alien”, es uno de los numerosos ejemplos de la atrevida arquitectura de Graz. La Murinsel (isla artificial en el río Mur), del artista neoyorquino Vito Acconci, recibe a sus visitantes como una ostra a medio abrir sobre el río Mur. El Mumuth, la casa de la música y del teatro musical, está envuelto de una malla de metal monocromo. Y en el Jardín botánico, los invernaderos modernos de Volker Giencke forman un extraño contraste con las elegantes villas del barrio vecino.

Graz se gloria de tener el casco antiguo medieval más grande de Europa. Sus divertidas fachadas y sus callejuelas llenas de rincones convierten cada paseo por la ciudad en una excursión por todas las épocas de la arquitectura. Un blanco de todas las miradas es también el Castillo de Eggenberg, una auténtica joya de la arquitectura barroca. Se recomienda a los amantes del arte que alarguen su estancia unos días más puesto que el nuevo barrio de Joanneum tiene mucho que ofrecer.

Los vitivinicultores de Estiria ofrecen experiencias vinícolas inolvidables

Aunque nos queda mucho por ver, vale la pena visitar otros lugares; por ejemplo, la Schlösserstraße (ruta de los castillos) de Estiria, que reúne 17 castillos y palacios. Desde aquí se puede llegar a la tierra del vino de Estiria, en la parte sur, donde los jóvenes vitivinicultores de Estiria ofrecen experiencias vinícolas inolvidables. En esta zona, la tradición y la modernidad también van de la mano. Además de las auténticas bodegas clásicas tradicionales, como Winzerhaus Kogelberg en Kaindorf, con una situación idílica, cada vez se encuentran más ejemplos de esta nueva y audaz arquitectura vinícola que se presenta de manera moderna dentro del arte tradicional de la vitivinicultura. Por ejemplo, la bodega de la familia Sabathi en Leutschach.

Disfrutar de la arquitectura en las termas

Si desea combinar una cata de vinos con las comodidades de una visita a un spa, el Loisium Wein & Spa Resort, en Ehrenhausen, es el lugar adecuado. La característica fachada de madera de líneas claras demuestra el estupendo intercambio entre arquitectura y naturaleza. Esto último se consigue también en el hotel spa Rogner Bad Blumau, aunque con elementos arquitectónicos completamente diferentes: de diseño lúdico e imaginativo, los diferentes edificios únicos crean con sus formas redondas y sus coloridas fachadas una obra de arte viva, rodeada de campos y prados. Es un lugar ideal para recordar las numerosas impresiones de este viaje de exploración arquitectónica y para empezar a pensar en el próximo viaje.