Navegación Contenido Actividades en Austria

La arquitectura en la Alta Austria, tan única como sus habitantes

Linz como ciudad cosmopolita de la cultura y el arte. Las numerosas pequeñas ciudades históricas. Bad Ischl y Hallstatt. Por todo el país, abadías y monasterios innumerables pero únicos. Un día en la Alta Austria puede ser muy corto si se deja inspirar por la arquitectura.

 © Stadt Linz
© Stadt Linz
Lentos Museum of Modern Art © Stadt Linz
Lentos Museum of Modern Art © Stadt Linz
 © Österreich Werbung/Weinhäupl
© Österreich Werbung/Weinhäupl
Ars Electronica Center © Stadt Linz
Ars Electronica Center © Stadt Linz
Brucknerhaus © Stadt Linz
Brucknerhaus © Stadt Linz
 © Kleine historische Städte
© Kleine historische Städte

La ciudad de Linz es un punto de partida ideal para un recorrido arquitectónico por la Alta Austria. Lo mejor es empezar muy temprano, antes de las seis de la mañana. A esa hora parte el primer remonte de montaña hacia Pöstlingberg. Vale la pena el esfuerzo de madrugar. Una vez en la cima, podrá contemplar unas vistas espectaculares de la ciudad a sus pies.

Linz sienta nuevas pautas arquitectónicas

Esta ciudad ha conseguido una imagen totalmente nueva en los últimos años, debido principalmente a los numerosos proyectos arquitectónicos nuevos. Linz, un lugar donde hace pocos años básicamente se fundía el acero, fusiona hoy en día el arte, la ciencia y la tecnología para dar lugar a una composición global nueva y extraordinaria. Las construcciones contemporáneas como el Lentos Kunstmuseum (Museo del Arte), el centro tecnológico y del futuro de Ars Electronica, el centro de congresos y conciertos Brucknerhaus o el Musiktheater, un teatro musical aún en construcción, hacen vibrar a toda la región, pero sin olvidar sus orígenes culturales. También la fábrica de tabaco de Linz consta entre las singularidades arquitectónicas de la ciudad. Construida por los arquitectos Peter Behrens y Alexander Popp, es un auténtico monumento a la industria.

El contraste arquitectónico a esta arquitectura contemporánea lo aporta el casco antiguo de Linz, la Catedral de Santa María y la romántica Landstraße de ensueño con muchos establecimientos pequeños. El colosal Castillo de Linz y el museo que alberga (Schlossmuseum) unen la tradición y la modernidad de manera espectacular. Por un lado, las murallas históricas que vigilan por encima del Danubio. Por el otro, el ala sur, actualmente una moderna construcción de cristal y acero que sustituye a la parte histórica del castillo que ardió en 1800.

En bicicleta por la historia del estado

Los habitantes de la Alta Austria son gente tranquila. Les encanta ir en bicicleta. Con la bici puede continuar hasta Enns, una de las ciudades históricas más bonitas de este estado. El centro, con la imponente torre Stadtturm de 60 m de altura, continúa intacta. Igualmente hermosas, pero únicas en su estilo, son las históricas pequeñas ciudades de Steyr, Schärding, Gmunden y Wels.

El distrito de Salzkammergut también es pintoresco por sus maravillosos paisajes de montañas y lagos. No es de extrañar que el emperador Francisco José y su esposa Sisí buscasen la tranquilidad en la neoclásica Villa Imperial de Bad Ischl lejos del ajetreo de Viena. Todavía hoy se percibe el aura única propia de los tiempos imperiales.

Aventura y romanticismo en Hallstatt

Cuando se habla de Bad Ischl, Hallstatt no queda lejos. No solo porque este famoso lugar está muy cerca, también porque quien desea una combinación de romanticismo y aventura, está en el lugar indicado. La ciudad es Patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco. Y, además, por la composición única de este lugar.

En la orilla occidental del angosto lago de Hallstatt, los pintorescos varaderos se suceden uno tras otro formando una imponente arquitectura de madera. Por detrás, las montañas se elevan hacia el cielo. El monumento característico, la imponente Pfarrkirche Maria Himmelfahrt (Iglesia parroquial de la Asunción), aporta un ambiente encantador a la imagen de la ciudad.

Cuando se habla de la arquitectura en la Alta Austria, nunca faltan los numerosos monasterios y abadías que aportan a este estado federado un carácter inconfundible. Déjese inspirar todo un día por estas históricas obras de arte.