Navegación Contenido Actividades en Austria

Tirol: impresionantes montañas, impresionantes construcciones

Si le sorprende ver en verano en medio de Innsbruck una construcción de hielo futurista que se asemeja a un glaciar, simplemente es que está ante uno de los numerosos ejemplos de la arquitectura innovadora que aquí forma contrastes interesantes con los numerosos edificios históricos.

Hungerburgbahn Innsbruck © Österreich Werbung/Andreas Hofer
Hungerburgbahn Innsbruck © Österreich Werbung/Andreas Hofer
Golden Roof © Innsbruck Tourismus
Golden Roof © Innsbruck Tourismus
Tirol Panorama © Tiroler Landesmuseum
Tirol Panorama © Tiroler Landesmuseum
Hofburg Innsbruck © BHÖ/G.R. Wett
Hofburg Innsbruck © BHÖ/G.R. Wett
Trampolín y vista sobre el macizo del Karwendel © www.bergisel.info
Trampolín y vista sobre el macizo del Karwendel © www.bergisel.info

Sin embargo, observándola más de cerca, la construcción se revela como estación del funicular de Hungerburgbahn de Zaha Hadid, que en Innsbruck ya se ha inmortalizado de forma impresionante con la elegante remodelación del trampolín de saltos de esquí del Bergisel-Schanze. Dos años más tarde, junto con el funicular de Hungerburgbahn, la arquitecta estrella marca nuevamente una pauta arquitectónica a nivel internacional. Si se deja llevar por las espectaculares vistas durante el ascenso a la montaña en las modernas cabinas, apenas percibirá la obra maestra tecnológica que representa este funicular, debido a las pendientes que varían constantemente y al intrincado trazado de las vías.

El gótico, el renacimiento y el barroco en el centro de Innsbruck

Al regresar, vale la pena visitar el centro de la ciudad, situado a pocos pasos de la estación: la bonita Innsbruck, que se arrima de forma idílica al mundo montañoso de Tirol, sin duda es pequeña, pero ofrece edificios grandiosos. Los edificios góticos, renacentistas y barrocos alegran la vista. Especial mención merecen la Helblinghaus con su magnífica fachada de estuco barroca y, por supuesto, el famoso “Goldenes Dachl (tejadillo dorado), un suntuoso balcón techado que el emperador Maximiliano I ordenó construir con exactamente 2.657 tejas de cobre doradas al fuego.  

La impresionante mirada a la vida del emperador

Ya los Habsburgo sabían apreciar la belleza de Tirol y construyeron su residencia en Innsbruck: El Palacio Imperial, con sus aposentos espléndidamente restaurados, ofrece una mirada interesante al estilo de vida y al día a día de la emperatriz María Teresa o de la emperatriz Sisí. Las estufas de porcelana esmaltadas, que calentaban desde unos pasillos recónditos, los revestimientos de seda de las paredes, las mesas del banquete preparadas y decoradas, todo ello reaviva la historia de los residentes señoriales del Palacio Imperial. 

Bergisel cuenta con un atractivo especial por el ya mencionado trampolín de saltos de esquí del Bergisel-Schanze, obra de Zaha Hadid, que atrae a numerosos visitantes: el “Tirol Panorama” es una pintura histórica grande y circular, que en el 2010 fue trasladada al nuevo “Museum am Bergisel”, de construcción reciente. Aquí, en 1.000 m2 se puede contemplar, en esta fascinante obra panorámica de 360°, la lucha por la libertad de los tiroleses. 

La arquitectura moderna en las montañas

¡Las montañas! En Tirol son omnipresentes y caracterizan el país y a sus habitantes como en ningún otro lugar. No es de sorprender que la arquitectura moderna ya haya penetrado incluso en el mundo montañoso de Tirol: además de las cabañas alpinas tradicionales y rústicas, cada vez hay más refugios modernos, con formas innovadoras y ecológicamente ideados, que invitan a senderistas y escaladores a pasar allí la noche. 

La arquitectura del nuevo gran teatro, el Festspielhaus en Erl, también respeta el entorno montañoso tirolés que lo rodea: en verano, cuando los festivales se celebran “al lado”, en el luminoso Passionspielhaus, el teatro con su fachada oscura se adapta harmoniosamente al paisaje caracterizado por el oscuro bosque y queda en segundo plano. No obstante, en invierno sale a escena: entonces, con su impresionante arquitectura en medio de un paisaje claro y nevado asume el papel principal. Por cierto, este nuevo teatro sorprende también con el foso de orquesta más grande del mundo. Altas montañas, fosos profundos,  Tirol simplemente es impresionante.