Navegación Contenido Actividades en Austria

Kärntner Kasnudeln

Una de las especialidades más conocidas de Carintia son sus exquisitos "Kärntner Kasnudeln" - raviolis rellenos de queso.

Kärntner Kasnudeln - raviolis de queso de Carintia © Österreich Werbung, Wolfgang Schardt
Las fronteras entre la Austria de hoy y sus vecinos del sur se disipan particularmente en materia de placer gastronómico en el sur de Carintia. En esta zona en lugar de rociar con mantequilla derretida el "Kasnudeln" se remata con la derritida "Sasaka". La palabra viene del esloveno y simplemente significa tocino finamente picado.- o “Verhackert”. Y esta deliciosa pasta para untar en el pan ocupa un lugar destacado en la cocina de la región de Estiria - demostrando el intercambio culinario en los antiguos territorios de la monarquía de los Habsburgo es todavía vibrante en la actualidad.

Ingredientes del Kärntner Kassnudeln -  empanadillas de requesón de Carintia :
Masa:
160 g de harina
20 g de sémola
2 huevos
vinagre
1 huevo para untar

Relleno:
250 g de requesón
100 g de patatas
1/5 l de crema agria
hierbabuena, perifollo, cebollino, perejil
sal
20 g de mantequilla

Preparación:

Preparar una masa no demasiado firme de harina con la sémola, los huevos y el vinagre y dejarla reposar envuelta en una película transparente.

Relleno:
Cocer las patatas, pelarlas y machacarlas; mezclarlas removiendo con crema agria, mantequilla derretida y las hierbas muy picadas. Añadir el requesón, salar y formar albondiguillas.

Extender la masa con el rodillo hasta que quede una capa delgada. Cortar piezas redondas de 8 cm de diámetro con un cortador de pastas, untarlas con el huevo y colocar el relleno encima. Doblar los redondelitos y sellas los bordes presionando con los dedos o con las púas de un tenedor.

Cocer en agua salada, enfrias brevemente con agua fría y antes de servir regar con mantequilla bien calentada y esparcir con cebollino picado.

Buen provecho!