Navegación Contenido Actividades en Austria

Linzer Torte

La receta de la tarta de Linz es considerada la más antigua conocida en el mundo. Desde 1653 se la conoce por su nombre, sin embargo, quien la inventó sigue siendo un misterio.

Linzer Torte - Tarta de Linz © Österreich Werbung, Wolfgang Schardt

Cualquier persona que se ponga a la búsqueda del origen real de la Linzer Torte, se desplazará entre Egipto, Verona, y Milwaukee en el estado norteamericano de Wisconsin. Al menos en sus pensamientos. La receta de la tarta demostrablemente más antigua del mundo fue en realidad escrita por una condesa en Verona, la cual se encuentra hoy en día en la Biblioteca de la Abadía de Admont (en Estiria) y se hizo popular incluso en Los Estados Unidos a mediados del siglo XIX. El pastelero Johann Konrad Vogel que se trasladó en 1822 a Linz trajo consigo la llamada "masa Linzer ' la cual fue la basis de la Tarta de Linz.  Hoy en día es el emblema gastronómico de la capital de la Alta Austria.
 

Ingredientes de la Linzer Torte - tarta de Linz:
250 g de mantequilla
250 g de harina
125 g de azúcar glas
150 g de avellanas de tierra (o almendras)
2 cucharadas de pan rallado
1 huevo
1 yema de huevo
Cantidad generosa de canela en polvo
Una pizca de clavo molido
Una pizca de sal
Cáscara de limón rallado o jugo de limón
Oblatas si lo desea
Huevo para pincelar
Mermelada de grosella para el revestimiento
Mantequilla para el molde
Copos de almendras a su gusto

Preparación:

Ponga harina en  la superficie de la mesa de trabajo, cortar la mantequilla en trozos pequeños y  frotar la harina entre los dedos para crear una miga ligera. Espolvoree con azúcar en polvo, nalmendras y pan rallado. Añadir el huevo y la yema, y para darle un sabor fuerte añada canela y una pizca de clavo molido y un poco de sal y la ralladura de limón. Trabaje con rapidez para formar la masa quebrada lisa,  formar una bola y cubrir con papel de aluminio y dejar reposar en un lugar fresco durante aproximadamente 30 minutos.

Pre-caliente el horno a 180 ° C y unte con mantequilla la parte de abajo del molde redondo desmontable.

Ahora presione un poco más de la mitad de la masa con los nudillos sobre la base inferior de la forma. Modele el resto de la masa en varios rollos pequeños (para formar el enrejado) y una forma de rollo grueso (para el borde). Si lo desea, cubrir  con obleas a una clave (puede ser omitido) y luego cubrir suavemente con la mermelada de grosella , dejando alrededor de 1 cm libre del borde. Coloque el rollo más grueso haciendo el borde y presione ligeramente. Utilice los rollos más finos para crear un enrejado por encima. Espolvorear con las almendras en copos para degustar.

Cubra la masa con el huevo batido y cocer en el horno precalentado durante 50-60 minutos. Sacar la tarta, dejar enfriar, y lo ideal es dejarla reposar durante un día, envuelta en papel de aluminio.

El tiempo de horno es de 50 a 60 minutos.

Buen provecho!