Navegación Contenido Actividades en Austria

Wachauer Marillenknödel

El clima del Wachau es ideal para los árboles frutales, y cuando el albaricoque está maduro la región de la Baja Austria se convierte en un paraiso culinario de los Knödel de albaricoque..

Marillenknödel - Knödel de albaricoque del valle del Wachau © Österreich Werbung, Wolfgang Schardt
El clima templado y suelo fértil del valle del Danubio, el Wachau  - patrimonio de la Humanidad entre Melk y Krems - no sólo producen vinos blancos excepcionales sino que también son perfectos para la fruticultura. Cuando los albaricoques están maduros, esta región de la Baja Austria se convierte en un paraíso para las bolitas de albaricoque, o “Marillenknödel”, el cual es emblemático de la región de Wachau. A su vez, es un claro ejemplo de cómo el pueblo de Austria está abierto a otras culturas. Para este manjar se combina lo que es originalmente la fruta china (el albaricoque) con una planta de la Polinesia (azúcar) y un modo de la Alta Austria de preparar la comida (la bola de masa). Y la Unión Europea - como se podría llegar a esperar - juega asimismo un papel oficial en este plato en particular. La certificación GI de origen controlada "Wachauer Marille gU" garantiza que estos frutos son de los mejores de su clase y provenientes de esta región.
 

Ingredientes del Marillenködel - Bolitas dulces de albaricoque :

Masa de patatas (Kartoffelteig) :
300 g de patatas
120 g de harina
30 g de sémola
sal
30 g de mantequilla
2 yemas

Relleno de albaricoque (Marillen):
8 albaricoques
8 terrones de azucar
90 g de mantequilla
150 g de pan rallado
azucar glas
 

Preparación de la masa:

Dejar enfriar un poco de las patatas cocidas y peladas, pasarlas por un pasapurés, amasarlas rápidamente con la mantequilla derretida y los demás ingredientes (advertencia: amasar excesivamente dañará la masa).

Preparación de la bolita de albaricoque:

Lave y seque los albaricoques, saque el hueso empujando con el palo del cucharón y sustitúyalo por un terrón.

Forme de la masa un rollo de unos 5 cm de grueso, corte en rodajas y aplástelas. Envuelva los albaricoques con la masa y ponga las bolitas en agua hirviendo ligeramente salada. Según el tamaño cuezalas tapado con tapadera en agua hirviendo a borborones durante 12 a 15 minutos.

Escurra bien las bolitas y vuéilquelas en pan rallado rehogado con mantequilla. Sírvalas espolvoreadas con azúcar glas.
 
Buen provecho!