Buscar
    • Kochen mit Kräutern

    Recetas para cocinar

    "¿Qué voy a cocinar hoy?" - una de las preguntas que probablemente sea más difícil de responder durante este tiempo en casa. Queremos ayudarte y te presentamos una selección de recetas sencillas para que puedas llevarte el sabor de Austria a tu casa.

    Póngase el delantal y empiece con recetas simples para hornear y cocinar típicas de la gastronomía austríaca. Con pocos ingredientes, pero con mucho amor, las tendrá listas en un abrir y cerrar de ojos. Y mientras la comida se cuece, le entretenemos con grandes historias, desde el "universo de los Knödel" (bolas de masa) hasta la "batalla por la tarta de Viena". #austrianhomestories

    La original tarta Sacher en 5 pasos

    Receta Sachertorte

    Con esta receta, es fácil conseguir una tarta Sacher exquisita que tendrá el mismo sabor que la original de Viena.
    Ingredientes: 7 yemas de huevo, 150 g de mantequilla blanda, 125 g de azúcar glasé, 200 g de chocolate negro, 1 paquete de azúcar de vainilla, 7 claras de huevo, 125 g de azúcar granulado, 1 pizca de sal, 150 g de harina, mantequilla y harina para el molde, 150 - 200 g de mermelada de albaricoque para untar, crema batida para la guarnición

    Para el glaseado de chocolate: 200 g de chocolate negro o chocolate para cocinar, 250 g de azúcar 150 - 170 ml de agua

    Tiempo: aprox. 1 hora

    Ver la receta completa paso a paso
    Tarta Sacher

    Mientras contempla cómo se cuece la tarta en el horno, hay tiempo suficiente para contarle la novela negra que se desarrolló en torno a esta tarta en Viena. 

    Batalla en Viena por la tarta Sacher original 

    Esta historia empezó con el joven Franz Sacher. En su segundo año como aprendiz en la corte del príncipe Metternich en 1832, tuvo que improvisar un postre para una cena de gala, cuando su chef se puso enfermo de repente. Este astuto aprendiz mezcló harina, mantequilla, azúcar, huevos y chocolate para formar una masa compacta. Después de hornearla, la untó con mermelada caliente y la cubrió toda con chocolate líquido. Una receta sencilla que tuvo un gran éxito entre los comensales de Metternich. 

    Tanto, que en toda Viena empezaron a hornearse deliciosas tartas de chocolate à la Sacher. En la pastelería imperial y real Demel, el taller de aprendizaje del joven Eduard Sacher, también se ofrecía la tarta Sacher original. Como era de esperar, la casa Sacher no tardó mucho en presentar una demanda, reivindicando que la receta original era suya. Así se inició una dura batalla sobre la propiedad intelectual que perduró durante décadas. Al final, la sentencia se dictaminó a favor de la familia Sacher y la disputa se terminó. Hoy en día, las tartas de las dos casas difieren en el recubrimiento de mermelada: mientras que la tarta Sacher tiene dos capas de mermelada (en el medio y debajo del chocolate de cobertura), la tarta Demel solo tiene una capa de mermelada debajo del chocolate de cobertura. 

    Tierno por dentro, crujiente por fuera...

    Receta Kaiserschmarren

    Con esta receta se logra de forma bastante sencilla uno de los postres austriacos más famosos llamado Kaiserschmarren, una simple masa hecha de huevos, harina, leche y un poco de azúcar.

    Ingredientes: 6 huevos, 350 - 400 ml de leche, 180 - 200 g de harina, 3 cucharadas de pasas, 1 paquete de azúcar de vainilla, un poco de cáscara de limón rallada, una pizca de sal, aprox. 50 g de mantequilla para hornear, azúcar glasé y canela para espolvorear.

    Consejo de la redacción: Espolvorear azúcar granulado y copos de mantequilla sobre el Kaiserschmarren terminado y dejar que se caramelice en el horno.

    Tiempo: 8 - 10 minutos

    Ver la receta completa
    Kaiserschmarren

    La mejor forma de degustar la Kaiserschmarren (crepe troceada y caramelizada) es servirla directamente en la sartén bien caliente sobre la mesa. Y mientras se sientan todos juntos a disfrutar de esta crepe, no hay mejor momento para una bonita historia sobre esta delicia. 

    Una crepe para la emperatriz    

    El emperador Francisco José y la familia imperial disfrutaban de sus vacaciones de verano en Bad Ischl, en la Alta Austria. La leyenda dice que el chef imperial y real quería crear algo nuevo y ligero para la emperatriz Elisabeth. Sabiendo que "Sisí" tenía problemas dentales, preparó una crepe. Para ello, refinó el "Kaserschmarren" de la Alta Austria, un plato simple con pasas hecho de harina, leche y huevos típico de los granjeros alpinos, y lo sirvió como postre. El emperador entendió mal el nombre y dijo que el cocinero había nombrado el nuevo postre de harina "Kaiserschmarren" (crepe imperial) en su honor.  

    El término "Kaiser" (imperial) para los platos, como el Kaisersemmel (panecillo de Viena) fue elegido por los chefs austríacos en el siglo XIX cuando querían distinguir los platos de calidad excepcional.

    Disfrutar en el lugar favorito: en casa.

    Receta Marmorgugelhupf

    Un trozo del delicioso Gugelhupf que se puede espolvorear generosamente con azúcar glasé fino y servir con una pequeña porción de crema batida y una buena taza de café - ¡es de lo mejor de la cultura pastelera austriaca! 

    Ingredientes: 200 g de mantequilla, 4 huevos, 400 g de harina, 250 ml de leche, 100 g de azúcar granulado, 80 g de azúcar en polvo, 1 paquete de azúcar de vainilla, 1 paquete de polvo de hornear, 3 - 4 cucharadas de cacao en polvo tamizado, cáscara de limón.

    Tiempo: 50 - 55 minutos

    Ver la receta
    Marmorgugelhupf

    Pastel de molde Gugelhupf: una pizca de felicidad    

    Las primeras muestras del arte de hacer pasteles se remontan a finales de la Edad Media, con el hallazgo de los típicos moldes de Gugelhupf. A partir de ese momento, la popularidad del Gugelhupf de bizcocho y de un esponjoso brioche no paró de crecer. El hecho de que pueda desmoldarse con tanta facilidad es gracias a la forma acanalada del molde y, sobre todo, al agujero del medio. De este modo el calor también se difunde desde el interior y el pastel se hornea de forma uniforme por todos los lados. Algo a lo que también contribuye su forma redonda, que representa el sol. Según las antiguas creencias, el sol es el símbolo de la felicidad. De hecho, el Gugelhupf es prácticamente felicidad a cada bocado.

    El escalope vienés - un verdadero cosmopolita

    Receta Wiener Schnitzel

    Esta receta lleva un original de la cocina vienesa a tu casa.

    Ingredientes: 4 escalopes de ternera de 150 - 180 g cada uno (alternativamente cerdo o pavo), 2 huevos, aprox. 100 g de harina, aprox. 100 g de pan rallado, sal, pimienta, mucha mantequilla clarificada y/o aceite vegetal, limón para la guarnición

    Tiempo: dependiendo del grosor y la carne 4 - 8 minutos
    Servir con patatas de perejil, arroz, ensalada de patatas o ensalada mixta.

    Ver la receta
    Wiener Schnitzel

    El símbolo gastronómico de Viena    

    El predecesor del escalope vienés es uno de esos platos que inicialmente tenía propósitos representativos: para demostrar un estilo de vida exclusivo, los venecianos del Renacimiento presentaban sus platos, sobre todo los dulces, con pan de oro. Cuando la Iglesia católica quiso poner fin a este libertinaje en 1514 y la ley prohibió el dorado de los platos, los cocineros italianos se acordaron de un método de preparación antiguo y alternativo: el rebozado dorado. 

    Este plato de carne frita supuestamente entró en contacto con Austria alrededor de 1857, a través del mariscal de campo austríaco Radetzky. Según la leyenda, le encantó la "Costoletta alla milanese" y prácticamente importó la receta al Danubio en persona. Sin embargo, la primera mención conocida del escalope vienés en Austria se remonta a 1831.

    El sabor de la cocina alpina

    Receta Tiroler Knödel

    Con esta receta deliciosa se pueden preparar de manera rápida y sencilla los llamados Knödel (bolas de masa o albóndigas).

    Ingredientes: (para aprox. 10 albóndigas medianas): 200 g de pan de albóndigas, aprox. 200 ml de leche, 100 - 150 g de salchichas ahumadas y/o abundantes (salchichas de larga duración, etc.), 3 huevos, 2 cebollas jóvenes o 1 cebolla pequeña, mantequilla o manteca para saltear, 2 cucharadas de perejil recién picado, 2 - 3 cucharadas de harina, sal, pimienta, una pizca de nuez moscada
    Para la guarnición: mantequilla derretida, perejil picado
    Tiempo: 8 - 20 minutos

    Ver la receta
    Tiroler Knödel

    Österreichischer Knödelkosmos  

    Woher der Knödel eigentlich stammt, darüber scheiden sich die Geister. Die Südtiroler verweisen auf die erste bildliche Knödel-Darstellung auf einem Fresko in der Burgkapelle von Hocheppan aus dem 13. Jahrhundert. Es zeigt die nach der Geburt Jesu sichtlich erschöpfte Maria, die sich im Liegen einer Frau zuwendet, die aus einer Pfanne über offenem Feuer mit einem langen Löffel einen dampfenden Knödel heraushebt. 

    „Sicher nicht!“, tönt es da jedoch kämpferisch von der oberösterreichischen Knödelfront. Aus kunsthistorischer Sicht mögen die Südtiroler vielleicht die Nase vorne haben in Sachen Knödel - der älteste „Urknödel“ wurde jedoch am Mondsee in einem jungsteinzeitlichen Pfahlbaudorf gefunden. Bereits vor mehr als 4.000 Jahren schätzte man dort also offenbar schon den Genuss der köstlichen Teigbällchen und sicherte Oberösterreich somit eindeutig das Copyright als das „Knödelland“ schlechthin.

    La esencia de la gastronomía vienesa

    RecetaTafelspitz

    Carne de vacuno de calidad, un poco de verdura, hierbas aromáticas y abundante agua para cocer, estos son los ingredientes. 

    Ingredientes: aprox. 1,5 kg de Tafelspitz, carne de vacuno de la parte trasera y cercana a la cola (o cualquier otro corte de carne de vacuno de calidad para cocinar, según los cortes de carne austríacos, el Hieferscherzel [zona de la cadera], el Kruspelspitz [zona de la espalda] o el Kavalierspitz [zona del pecho]; huesos de vacuno, un manojo de verduras de raíz al gusto, ½ puerro, 1 cebolla grande con piel, 1-2 hojas de laurel, algunos granos de pimienta, sal) 

    Para aderezar la sopa: acompañamientos para la sopa como Grießnockerln (bola de masa de sémola ) o Frittaten (tiras de crepe austríacas), cebollino fresco picado 

    La guarnición ideal son patatas asadas, Semmelkren (ensalada de pan con rábano picante), Dillfisolen (crema de judías con eneldo) o crema de espinacas y salsa de cebollino. 

    Puede encontrar la receta aquí.
    Tafelspitz

    Carne Tafelspitz y Kaisertafel    

    Al emperador Francisco José le encantaba el Tafelspitz y lo comía casi todos los días, ¡y con él todo el imperio! Una especialidad que debido a su popularidad también propició una variedad única de acompañamientos para la sopa en Austria. También había en abundancia guarniciones como las patatas asadas, Dillfisolen (crema de judías con eneldo), crema de espinacas, salsa de cebollino y Semmelkren (ensalada de pan con rábano picante). 

    Una opulencia que de poco servía a los invitados que tenían el honor de comer en la mesa imperial. La ceremonia de la corte estipulaba que la comida terminaba en cuanto el emperador dejaba sus cubiertos. Dado que el emperador era el primero a quien se servía y, por tanto, era el primero en terminar, la mayoría de los funcionarios y oficiales a menudo se quedaban con hambre. La legendaria patrona, Anna Sacher, simplemente trasladaba la mesa imperial no oficial al cercano Hotel Sacher y luego consolaba los estómagos vacíos con un jugoso Tafelspitz cocinado a fuego lento durante todo el día. 

    Vídeos de cocina: La cocina más fácil que nunca.

    • Apfelstudel (pastel de manzana)

      "Apfelstrudel" - Strudel de manzana
    • Marillenknödel (albóndiga dulce de albaricoque)

      "Marillenknödel" - Knödel de albaricoque del valle del Wachau
    • Gulasch

      Fiakergulasch
    • Frittatensuppe (sopa de crespelle)

      Frittatensuppe
    1 / 4