Please choose Language or Country
or

Verano en las praderas alpinas del SalzburgerLand

En verano, tanto los animales como las personas se trasladan con entusiasmo a las praderas alpinas. Si asciende a las praderas alpinas de Salzburgo, está invitado a participar en esta gran sensación.
Con el corazón en el cielo y los pies en tierra firme, así es como se sentirá en las praderas alpinas. Cada año, cuando la nieve se funde, la gente se traslada de los valles a la alta montaña siguiendo al ganado. Las vacas son las más sibaritas entre los animales, solo buscan para sí la mejor paja y hierba y, por ello, caminan por los intrincados terrenos de las praderas. Los vaqueros alpinos las siguen desde el amanecer hasta que son reconducidas al refugio para ser ordeñadas. Si la pradera está envuelta en niebla, los cencerros son la única referencia para encontrar el rebaño.

Con la leche recién ordeñada se elabora mantequilla y queso. El suero de mantequilla, otra de las especialidades de las praderas alpinas, es un subproducto; igual que el suero de leche es el subproducto del queso. La vida en las praderas alpinas significó durante siglos la disolución temporal de unas reglas estrictas: las jóvenes muchachas fueron liberadas de repente del orden jerárquico habitual en las zonas rurales y de los controles eclesiásticos; el refugio era su hogar y la pradera su reino infinito.

La experiencia en la pradera alpina es mucho más hermosa de lo que se puede describir. En las valiosas leyendas, poemas y canciones locales se explica y canta repetidamente este gran sentimiento; en los gritos de júbilo o los cantares típicos del Tirol la voz vibra sin palabras, solo las vocales y las sílabas se entonan con fuerza y sensibilidad, para regocijarse bajo el cielo azul y retumbar lejos hacia la montaña y el valle.

Si asciende a las praderas alpinas, está invitado a participar en esta gran sensación. En Salzburgo, las praderas están tan cerca unas de otras que si se sigue el sendero de las praderas alpinas, el Almenweg en Pongau, pueden visitarse 120 praderas en una ruta de 350 kilómetros. En cambio, el sendero de las hormigas de Filzmoos, el Ameisenweg, un nombre completamente acertado, permite concentrarse en un detalle para poder abarcarlo todo, mientras que el Naturerlebnisweg, el recorrido por la naturaleza del Bachalm, le conduce por la diversidad de la alta montaña.

En el Amoseralm podrá degustar delicias culinarias como los Buchteln (bollos rellenos con mermelada de ciruela), el Muas (un tipo de tortita) o el té de hierbas. La mantequilla de la pradera es exquisita untada en el pan casero recién horneado que se sirve de acompañamiento. El Haitzingeralm explica cómo se elabora el queso a partir de la leche. En conjunto, unas experiencias muy positivas que en Salzburgo se celebran con mucha música y festivales de verano en las praderas alpinas. Uno de los días especiales es el domingo después de San Jacobo (25 de julio), día en que se celebra el Hundstoaranggeln: en un área natural de verdes prados, por encima del valle bajo la cima del Hundstein, los jóvenes libran una tradicional lucha originaria de la Edad Media. El mejor consigue llevarse el título de "Hagmoar" a casa durante todo un año.


ENLACES RECOMENDADOS:

Verano en las montañas de SalzburgerLand
Senderos de pastos alpinos - "Salzburger Almenweg"

Verano en las praderas alpinas del SalzburgerLand

copyrights de la imagen

The main purpose of the two main domains www.austria.info and www.austriatourism.com is the promotion of Austria as a holiday destination.