Buscar

    Wiener Schnitzel

    El escalope vienés es uno de los iconos famosos de la ciudad.

    El verdadero origen del " Wiener Schnitzel" - escalope vienés - se ha convertido en un tema de debate entre los historiadores culinarios vigoroso en los últimos tiempos. Una cosa, sin embargo, es absolutamente cierta: el Wiener Schnitzel es verdaderamente cosmopolita. Las primeras huellas nos conducen a España, donde los comerciantes árabes cubrían la carne con pan rallado durante la Edad Media. La comunidad judía de Constantinopla informó el haber conocido un plato similar al Wiener Schnitzel, en el siglo XII. Así que si la leyenda que rodea a la importación de la "Costoletta Milanesa" de Italia a Austria por el Mariscal de Campo Radetzky es verdad o simplemente una historia agradable hace muy poca diferencia, en realidad, lo importante es: que el escalope vienés esté tierno y crujiente!


    Preparaciones:

    1. Cortados los escalopes aplastarlos a golpes ligeros y hacer incisiones en los bordes.
    2. Sazonar con sal, pasar por la harina, el huevo batido y el pan rallado.
    3. Freirlos flotando en aceite a 180°C, dorando ambas caras y mover a veces la sartén en vaivén; sacar del aceite, disponerlos sobre un paño seco, quitar el exceso de aceite tocándolos ligeramente con el paño y servir con gajos de limón.


    Patatas al perejil: (Petersillkartoffeln)
    Pelar las patatas, cortarlas en piezas del mismo tamaño, cocer en agua salada durtante unos 20 minutos, colar, y, mezclar con mantequilla y perejil muy picado.


    Guarnición:
    Patatas al perejil, arroz cocido, ensalada de patatas o ensalada de pepinos.


    Buen provecho!