Buscar
    • BUS:STOP Krumbach
      media_content.tooltip.skipped

    Esperar con estilo

    Un pabellón de cristal, una pila de madera aventurera y un bosque de postes con escaleras: las paradas de autobús en el municipio de Krumbach de 1.000 habitantes son maravillosas sorpresas y dan la vuelta al mundo. Siete arquitectos de siete países diseñaron las paradas de autobús "Buswartehüsle" en la región de Bregenzerwald como joyas arquitectónicas.

    La idea de este valiente proyecto surgió de la asociación Kultur Krumbach, que quería algo más que un edificio puramente funcional. Equipos de arquitectos de Rusia, España, Bélgica, Noruega, Japón, China y Chile aceptaron la invitación y se dejaron inspirar por el paisaje y la cultura para sus diseños. Su recompensa: unas vacaciones en la verde región de Bregenzerwald. Acompañados por arquitectos asociados de la región, los artesanos locales ejecutaron los diseños. Si deseas ver las siete paradas, solo tienes que subir a bordo del autobús local. O, mejor aún, caminar de una parada a otra.

    1. Parada Bränden: la parada de autobús de Sou Fujimoto no ofrece protección contra el viento ni el clima. Su filosofía: la arquitectura no debe equipararse a la naturaleza, sino entablar un diálogo interactivo con ella. Para ello, este japonés creó un bosque de postes de hierro blanco, entre los cuales una escalera de caracol serpentea hasta el cielo. Los visitantes pueden subir allí, disfrutar de las vistas de las montañas y comprobar cuándo viene el autobús. Esperar puede ser muy contemplativo. No te olvides el paraguas si llueve.


    2. Parada Zwing: a Smiljan Radic de Chile le gustó especialmente el agradable estilo de vida de la región de Bregenzerwald. Y como a veces en las paradas de autobús te sientes expuesto cuando tienes que esperar allí solo, puso una especie de "salón" en medio del paisaje. El pabellón está hecho completamente de cristal, con un techo de hormigón negro en la parte superior. En el interior hay sillas rústicas de madera para relajarse, porque el autobús regional amarillo solo pasa cada media hora.

    3. Parada Unterkrumbach Nord: los miembros del equipo español de arquitectos Antón García Abril y Débora Mesa se ven a sí mismos como investigadores y les gusta probar los materiales hasta sus límites. En las fábricas de la región de Bregenzerwald, se inspiraron en las tablas de roble cortadas, que se amontonan por todas partes para que se sequen. Y tal cual querían su "Buswartehüsle", pero también con una zona donde resguardarse. El resultado parece un experimento lúdico en el aserradero: una obra maestra de la artesanía.


    4. Parada Oberkrumbach: Alexander Brodsky de Rusia no tenía mucho espacio para su parada de autobús y, por lo tanto, decidió aprovechar el espacio vertical. La sencilla torre de madera está abierta por todos lados y acristalada en la parte inferior. Cuando hace calor, el viento entra por las ventanas superiores. Una mesa y un banco invitan a tomar un tentempié por si el autobús se retrasa.

    Más información sobre Krumbach y las paradas de diseño

    media_content.tooltip.skipped

    5. Parada Unterkrumbach Süd: el diseño de los arquitectos de De Vylder Vinck Taillieu parece una gigantesca hoja de papel doblada en forma triangular. Los belgas se inspiraron en sus viajes por los puertos alpinos cuando se detuvieron en Krumbach de camino a la Feria del Mueble de Milán. Es por ello que su parada de autobús hecha de metal pintado de color blanco en medio de tres calles que se entrecruzan parece la versión minimalista de la cima de una montaña. Sin embargo, tiene algo inusual: hay una campana en su interior.

    6. Parada Kressbad: el diseño del equipo de arquitectos de Noruega, Sami Rintala y Dagur Eggertsson, tiene una doble función: puedes esperar el autobús regional en la parte inferior y ver los partidos en las canchas de tenis cercanas en la minitribuna de la planta de arriba. ¡Pero vigila no pierdas el autobús!


    7. Parada Glatzegg: los ganadores del premio Pritzker Wang Shu y Lu Wenyu de China no querían obstruir las vistas del paisaje. Por eso su caseta de madera se abre de forma cónica hacia atrás. El marco que crea conforma el escenario para contemplar lo mejor de la región de Bregenzerwald: el paisaje montañoso.

    Volver a la página principal

    media_content.tooltip.skipped

    También puede interesarte

    • Geniales Design aus Holz

      Das Werkraumhaus im Bregenzerwald ist Treffpunkt einer innovativen, design-orientierten Handwerkerszene. Und gleichzeitig ein Schaufenster für die Handwerkskultur.

      Hier geht's zum Werkraumhaus
          Ausstellung "Generation Koeln trifft Werkraum Bregenzerwald" / Andelsbuch in the Bregenzerwald
      media_content.tooltip.skipped
    • Mit Holz lassen sich Träume bauen

      Im Bregenzerwald sind sich alle einig: Mit Holz lassen sich Träume bauen. Traditionelles Handwerk durfte sich so weiterentwickeln, dass Platz für innovatives Wohnen frei wurde. Architekten, Handwerker und Bauherren holen sich Inspiration und Baumaterialien aus der Natur. Schöner geht’s kaum.

      Hier geht's zu den Insights.
          Zeitgenössische Holzbauarchitektur im Bregenzerwald
      media_content.tooltip.skipped
    media_content.tooltip.skipped