Buscar
    • Melk Abbey
      media_content.tooltip.skipped

    La Abadía de Melk. Pan de oro, estuco y mármol

    Como si sus constructores quisieran estar un poco más cerca del cielo, la Abadía de Melk es el edificio más magnífico del valle de Wachau. Todo aquí es esplendoroso y aspira a lo más alto, mientras abajo fluye el Danubio.

    Melk Abbey, Father Ludwig / Stift Melk
    media_content.tooltip.skipped

    Es probable, afirma el padre Ludwig. Está claro que no podemos saberlo con total certeza, pero para ser sinceros: así sigue siendo hoy en día. "No importa quién venga a la abadía a trabajar, pintores, albañiles, electricistas, ¡todos se detienen un momento y miran primero hacia arriba!" Hacia las torres, por ejemplo. Hacia la figura de Cristo en la colegiata. O hacia los frescos del techo en el firmamento de la iglesia. Siempre hacia arriba, hacia el cielo: quien llega a Melk echa la cabeza hacia atrás y queda asombrado.

     

    Los trabajadores y artesanos del siglo XVIII debieron sentir lo mismo, dice el monje benedictino, también debieron sentirse conmovidos y quizás incluso abrumados. Puede que no haya otro lugar hecho por el hombre en Austria que se esfuerce tanto por alcanzar el cielo como la Abadía de Melk. Y el monasterio es probablemente el único lugar en todo el valle de Wachau donde el Danubio pasa a un segundo plano, aunque fue el río el que hizo posible este lugar tan especial.

    La roca sobre la que se encuentra el monasterio más famoso del país adquirió su prominencia por influencia del Danubio, que fue dándole forma durante millones de años. Ya a finales de la Edad de Bronce, la gente se asentó en el impresionante macizo de piedra sobre la orilla derecha. Más adelante llegaron los romanos y luego la Casa de Babenberg, que construyó aquí su castillo residencia, desde el que vigilaban la frontera. Los monjes benedictinos se mudaron allí en 1089, justo tras terminar la construcción del monasterio.

    • Lo que hoy se ve es, por supuesto, mucho más reciente. El maestro de obras barroco Jakob Prandtauer creó esta formidable edificación en las primeras cuatro décadas del siglo XVIII: solo el ala sur con la Sala de Mármol ya tiene una longitud de 240 metros. Además de los cientos de trabajadores que participaron en la construcción, también había artistas de toda Austria e Italia, que se dejaron inspirar por la luz, el paisaje y los dorados amaneceres sobre el valle de Wachau. Su colegiata está considerada la más hermosa de todo el país. En el interior, los frescos del techo brillan como si alguien hubiera encendido una luz en su interior.

    • Es un esplendor casi teatral que recibe a los visitantes de Melk. "En ese momento, la gente quería crear obras de arte", afirma el padre Ludwig, "que fueran tan magníficas como fuera posible". En el centro del Salón de los Espejos del museo, en el que intrincadas superficies acristaladas reflejan el brillo dorado de los tesoros de la abadía, hay dos modestas figuras de madera, unas personitas harapientas con la ropa rasgada destinadas a recordar a los visitantes que el esplendor del barroco fue solo la riqueza de unos pocos.

    • Sin embargo, Melk siempre ha sido un lugar de conocimientos: la biblioteca de la abadía consta de 100 000 volúmenes y es una de las más famosas de Europa. Los visitantes solo ven una pequeña parte de la colección, ya que las ediciones valiosas y los manuscritos medievales se encuentran en el sótano abovedado de la biblioteca. Los anales de Melk también están bien protegidos: los propios registros del monasterio tratan sobre fenómenos naturales regionales, acontecimientos políticos y nuevos abades. Y también sobre Gengis Kan, cuya avanzadilla llegó hasta lo que ahora es la Baja Austria a mediados del siglo XIII.

    •                         The Collegiate Church of Melk / Stift Melk
      media_content.tooltip.skipped
    •                         Museum of Melk Abbey / Stift Melk
      media_content.tooltip.skipped
    •                         Melk Abbey Library / Stift Melk
      media_content.tooltip.skipped

    No importa quién venga a la abadía a trabajar, pintores, albañiles, electricistas, ¡todos se detienen un momento y miran primero hacia arriba!"

    Melk Abbey, Father Ludwig / Stift Melk
    media_content.tooltip.skipped
    Pater Ludwig

    También puede interesarte

    •                         Vineyards Wachau - View to Dürnstein
      media_content.tooltip.skipped

      Valle de Wachau: creado por una mano invisible

      Entre Krems y Melk, el Danubio ha creado una de las regiones más bellas de Austria. No es de extrañar que el valle de Wachau se convirtiera pronto en el motivo preferido por pintores.
      Descubrir más
    •                         Esterhazy Palace Eisenstadt
      media_content.tooltip.skipped

      Castillos & Palacios

      Cita imperial - Austria tiene magníficos castillos y palacios repartidos por todo el país – imponentes testigos de tiempos pasados.
      Castillos & Palacios
    •                         The baroque library at the Admont Monastery / Admont
      media_content.tooltip.skipped

      Conventos y Monasterios

      Las puertas de los venerables monasterios están abiertas de par en par. Testigos del arte sacro en medio de paisajes impresionantes.
      Conventos & Monasterios
    media_content.tooltip.skipped