Buscar
    • Wolfgang Amadeus Mozart
      media_content.tooltip.skipped

    Un día en la vida de Mozart

    "...le aseguro que este es un lugar maravilloso..."
    Wolfgang Amadeus Mozart escribió esto a su padre Leopold en Salzburgo, el 4 de abril de 1781.

    Bienvenidos a la Viena de Mozart

    Empecemos el día siguiendo los pasos de Wolfgang Amadeus Mozart en la plaza Stephansplatz. Son las 9 de la mañana, el sol brilla y los cocheros están en proceso de preparar sus carruajes para la ruta del día. Aquí, en la Catedral de San Esteban, justo en el centro de la ciudad, Mozart no solo se casó con su esposa Constanze Weber, sino que también bautizó a sus hijos. Dejamos la catedral atrás y paseamos por las calles Kärntnerstraße y Himmelpfortgasse hasta el Café Frauenhuber. Lo que hoy es una acogedora y típica cafetería vienesa, antaño fue la sala de conciertos Jahn’sche Konzertsaal. Mozart dio muchos conciertos allí, en ese entonces como pianista. Hoy en día, los metres, que atienden a los comensales con elegantes fracs, emanan el clásico encanto vienés. ¿También era así en la época de Mozart?

    Habitación, cocina, gabinete: la Casa de Mozart

    Retrocedemos unos pasos hacia la Catedral de San Esteban y llegamos a la Casa de Mozart de Viena. El gran músico vivió aquí durante mucho tiempo, en la calle Domgasse 5, situada en el primer distrito. No es la única vivienda en la que vivió en Viena, pero solo esta se ha conservado en su forma original. Wolfgang Amadeus Mozart quizás pasó aquí sus años más felices. Al fin y al cabo, en ningún otro lugar vivió tanto tiempo como aquí. Fue aquí donde también encontró la inspiración para su ópera "Las bodas de Fígaro". En el lugar en el que este genio musical escribió obras de fama mundial, hoy tenemos la suerte de poder seguir sus pasos en tres plantas. Muchas de las habitaciones en las que vivió Mozart todavía muestran techos estucados históricos y pinturas murales, lo que permite vislumbrar el pasado. Para satisfacer nuestro anhelo de conocimiento visitamos la Casa de Mozart y, para saciar nuestro hambre, escogemos una de las numerosas cafeterías y restaurantes de la zona para nuestro almuerzo.

    La Casa de la Música nos acerca a la música

    Tras recuperar fuerzas en el almuerzo, el programa continúa. Las estrechas calles del centro de la ciudad y el clima soleado invitan a dar un paseo. Suerte que la Casa de la Música está a tan solo unos pasos. Hoy en día, el edificio no solo alberga un innovador museo sonoro, sino que también es el lugar de nacimiento de la Filarmónica de Viena. Su fundador, Otto Nicolai, vivió aquí, que es una de las razones por las que el Museo de la Orquesta Filarmónica de Viena se encuentra en este lugar. El objetivo de este museo sonoro es transmitir comprensión, predisposición y entusiasmo por la música. De una manera lúdica, con exhibiciones innovadoras e interactivas, se nos anima a mostrarnos activos y a descubrir nuestra musicalidad. Mozart puso música al alfabeto para una de sus estudiantes de piano y así asignó un sonido a cada letra. Gracias a este invento, podemos escuchar la melodía de nuestro nombre en la Casa de la Música, tal como la ideó Mozart. Los conocidos sonidos de la pequeña serenata y otras obras maestras nos acompañan durante toda la visita. Con nuevos puntos de vista y una pequeña melodía en nuestros oídos, abandonamos la Casa de la Música tarareando y nos dirigimos a la siguiente parada en la vida de Mozart.

    De la cuna a la tumba: el lugar de reposo de Mozart

    Después de conocer nuevas facetas de la música clásica de una manera lúdica en la Casa de la Música, pasamos ahora a la última parada del gran compositor. Aunque Mozart se ganó bien la vida, no quedó nada de su riqueza en sus últimos días. Por eso fue enterrado de forma anónima en un cementerio de St. Marx con otras personas en una fosa común. Unos 70 años después, se erigió una placa conmemorativa, aproximadamente en el punto donde se sospechaba que estaba la tumba de Mozart. Esta placa se trasladó posteriormente al Cementerio central de Viena. Y aquí es donde nos dirigimos ahora. Desde la cercana plaza Schwarzenbergplatz en el centro, podemos coger el tranvía 71 hasta el Cementerio central para disfrutar de las hermosas vistas. Cuando llegamos al cementerio de casi 2,5 km², el segundo más grande de Europa, que incluso tiene su propia línea de autobús, podemos comprender el último viaje de Mozart. En medio de tumbas honoríficas, una gran placa conmemora al genio musical y su obra: rodeado de otros grandes nombres como Ludwig van Beethoven, Gustav Mahler y, también, de artistas modernos como Falco y Udo Jürgens. Miramos las tumbas con veneración, a nuestro alrededor, silencio. Tras un momento de calma, la vista de un pequeño ciervo al lado del camino nos devuelve al presente. Antes de regresar a la ciudad, aprovechamos la hermosa tarde para caminar hasta la puerta y disfrutar del ambiente tranquilo del Cementerio central. Recordamos las obras maestras que nos regaló Mozart y que también caracterizaron Viena. Y así volvemos al centro de la ciudad.

    El colofón final: una representación en el Theater an der Wien

    Tras un día ajetreado en el que visitamos varios lugares importantes en la vida del gran genio de la música, ha llegado el momento de visitar uno de los grandes teatros de ópera: el Theater an der Wien, que fue fundado por el aliado y amigo de Mozart, Emanuel Schikaneder. La ópera se encuentra directamente en el famoso mercado Naschmarkt. Schikaneder, el libretista de la "Flauta Mágica" fue el primer director del teatro de ópera fundado en 1801. Si bien hace unos 20 años se utilizó como escenario musical durante un tiempo, desde 2006 ha vuelto a abrir sus puertas para los amantes de las operetas, óperas y conciertos de todo tipo. Ataviados con unos elegantes vestidos y trajes de noche, caminamos por las imponentes puertas de la ópera con la ilusión de poder escuchar los sonidos de "Las bodas de Fígaro" de Mozart. ¿Cómo sonará con todas las nuevas impresiones que hemos recopilado hoy sobre la vida de Mozart? Se abre el telón y comienza el espectáculo. Con el sonido de la primera nota, el público queda asombrado. Ahora es el momento de disfrutar, como Mozart, un enamorado de la vida, de "su" Viena. De camino a casa hacemos un repaso a nuestro día. Al mirar los magníficos edificios y las calles estrechas nos queda claro de quién eran los notables pasos que hemos seguido por la ciudad.

    Florian Schönwiese at Theater an der Wien
    media_content.tooltip.skipped

    ¿Qué se siente al tocar hoy en el Theater an der Wien?

    Florian Schönwiese, con una carrera como violinista de más de 20 años a sus espaldas, nos da su visión personal del Theater an der Wien. Conoce muy bien este teatro, ya que es la sede del Concentus Musicus. Como miembro de la compañía, actúa aquí regularmente. El repertorio se centra en los grandes compositores del pasado, quienes se representan de manera virtuosa con instrumentos históricos, pero con los conocimientos musicales de hoy en día. En una entrevista, nos cuenta cómo es vivir en la ciudad de la música de Viena y sentir cada día la tradición de la música clásica.

    ¿Aún no has tenido suficiente Mozart?

    media_content.tooltip.skipped

    También puede interesarte

    •                 Wolfgang Amadeus Mozart - hijo pródigo de Salzburgo
      media_content.tooltip.skipped

      El genio musical y la persona

      Wolfgang Amadeus Mozart es uno de los compositores más famosos del mundo. Miles de visitantes vienen a Viena y Salzburgo cada año para conocer a la persona que se esconde detrás del genio.

      Descubrir más
    •                 Beethoven Museum
      media_content.tooltip.skipped

      Un día en la vida de Beethoven

      Después de elegir Viena como su hogar adoptivo, Beethoven pasó la mayor parte de su vida en la ciudad. Un viaje musical al pasado.

      Sigue a Beethoven

    Así suena Austria

    •                         Social gathering at a Heurigen
      media_content.tooltip.skipped

      La música está en el aire: nueve eventos musicales al aire libre

      Vayamos en busca de patios interiores, parques, jardines palaciegos e iglesias que celebren conciertos fuera de la programación principal.
      Descubre la música al aire libre
    •                         Beethoven Museum
      media_content.tooltip.skipped

      Un día en la vida de Beethoven

      Después de elegir Viena como su hogar adoptivo, Beethoven pasó la mayor parte de su vida en la ciudad. Un viaje musical al pasado.
      Sigue a Beethoven
    media_content.tooltip.skipped