Buscar
    • Egon Schiele, Selbstbildnis mit Lampionfrüchten, 1912
      media_content.tooltip.skipped

    Egon Schiele y sus hermosos paisajes melancólicos

    27,6 millones de euros, esa fue la mayor recaudación en una subasta para un cuadro de Schiele en Sotheby's en Londres. No se trataba de uno de sus famosos desnudos, sino un cuadro de un paisaje. Egon Schiele es más conocido por sus retratos y figuras a menudo estrambóticos. Actualmente, sin embargo, son sus paisajes los que están llamando cada vez más la atención entre los amantes del arte.

    Paisajes & emociones

    View over Krems and the Danube / Krems
    media_content.tooltip.skipped

    Egon Leo Adolf Ludwig Schiele nació en Tulln, una pequeña ciudad junto al Danubio cerca de Viena, en 1890. Una región que parece sacada de una postal: terrazas de viñedos, iglesias con cúpulas en forma de cebolla y magníficos monasterios barrocos con vistas al Danubio crean maravillosos paisajes. Sin embargo, este lugar idílico apenas se vislumbra en la obra de Schiele. Todo lo contrario. En algunas obras se puede percibir una melancolía lúgubre. Quizás Schiele trató el dolor por la temprana muerte de su padre. En ese momento Egon solo tenía 14 años y la pérdida fue un duro golpe para él.

    En 1913, el artista escribió a su amigo y cuñado Anton Peschka: "[...] no sé quién puede entender por qué voy a lugares que frecuentaba mi padre, donde puedo experimentar deliberadamente el dolor en mí en horas nostálgicas. [...] la memoria, más o menos entretejida, es lo que me queda". ¿O fue la intención de romper con la bonita pintura tradicional y recorrer nuevos caminos vanguardistas? En definitiva, se trataba de superar la era Makart, que los pintores progresistas percibían como pomposa, con su amplia pintura histórica.

    A menudo hay densas hileras de casas, calles sinuosas, paisajes de tejados o vistas de ciudades a orillas de ríos como el Danubio. Pero también se dejó inspirar por montañas verdes, bosques ribereños inundados de luz y árboles otoñales. En estos cuadros nunca hay personas, por lo que a menudo parecen solitarios, abandonados y, a veces, incluso un poco sombríos. Los paisajes de Schiele añaden una faceta esencial a su obra: la clara decisión de pintar un paisaje o una figura es algo especial.

    Verena Gamper, conservadora del Leopold Museum, incluso cree que sus paisajes se escenifican como retratos: "Schiele otorga cierta sensación de humanidad a los paisajes, los árboles y las flores. Los paisajes urbanos también tienen una fuerte connotación orgánica. No son arquitecturas en el sentido convencional con líneas rectas y bordes claros". También explica que sus representaciones de la naturaleza a menudo enfatizan el carácter cíclico de la vida, en forma de flores marchitas, árboles desnudos o el sol poniente.

    Prefería la melancolía y afirmó: "En la intimidad, puedes sentir un árbol otoñal en verano con todo tu ser, esa es la melancolía que quiero pintar". Por eso predominan principalmente los tonos marrones, estructurados hasta el más mínimo detalle. Pero todas sus obras tienen una cosa en común: están llenas de emociones y, a menudo, parecen irradiar cierto conflicto interior.

    Retratos y figuras

    Sus representaciones del cuerpo a menudo están pintadas en colores brillantes, con proporciones generosas y aisladas sobre un fondo neutro. A menudo a manera de esbozo, Schiele se concentra en los contornos.

    •                         Self portrait by Egon Schiele
      media_content.tooltip.skipped

      Autorretrato con casquete, 1910

      Leopold Museum de Viena
    •                         Egon Schiele, Porträt Wally Neuzil, 1912
      media_content.tooltip.skipped

      Retrato de Wally Neuzil, 1912

      Leopold Museum de Viena

    Sus inicios

    Egon Schiele (umjetnik), željeznica (dječji crtež), oko 1900.
    media_content.tooltip.skipped

    Fascinación por los trenes

    El primer motivo favorito de Egon fueron los trenes. Hijo de un jefe de estación, creció en un mundo lleno de trenes y locomotoras, lo que influyó en su arte desde una temprana edad. La familia vivía en el apartamento sobre la estación de tren de Tulln, por lo que el joven Schiele podía observar los trenes desde la ventana y pasar horas dibujándolos.

    El dibujo y la pintura fueron sus pasatiempos favoritos desde pequeño, una pasión que no se detuvo tampoco mientras estaba en la escuela y aparentemente tuvo un impacto negativo en su rendimiento académico. Pintaba durante las clases, lo que enojaba a sus profesores.

    Egon Schiele, Häuser auf dem Klosterneuburger Rathausplatz, 1908
    media_content.tooltip.skipped

    Escuela en Klosterneuburg

    A los 12 años ingresó en el Gymnasium de Klosterneuburg. Afortunadamente allí conoció al profesor de dibujo Ludwig Karl Strauch, quien descubrió y apoyó su talento artístico. Klosterneuburg contaba con un panorama artístico muy activo en la época de Schiele y, a través de Strauch, pudo sumergirse en un mundo completamente nuevo y hacer contactos con otros artistas.

    Su estancia en Klosterneuburg de 1902 a 1906 le sirvió para concretar su futura profesión: estaba claro que a partir de ahora quería ser pintor.

    Egon Schiele, Stadt Stein II, 1913
    media_content.tooltip.skipped

    Valle de Wachau

    De adulto, Schiele ya no pintaba trenes. En realidad, ni siquiera era un gran viajero, pero su amor por los trenes permaneció. Viajó varias veces al valle de Wachau y pintó la serie de cuadros del centro urbano Stein an der Donau. Para el pintor, el valle de Wachau fue el lugar de sus sueños durante su infancia. Pasó un año en la escuela de Krems y dio largos paseos por los viñedos.

    Si hoy en día nos subimos al tren en la estación Franz-Josefs-Bahnhof de Viena y emprendemos la ruta hacia Wachau podemos ver pasar la región natal de Schiele y hacer una escala en Tulln para visitar su casa natal y el Schiele Museum.

    Pequeñas ciudades sombrías y vacías

    Egon Schiele, Mödling II, 1918, Wien Museum Inv.-Nr. 243487, CC BY 4.0
    media_content.tooltip.skipped

    Los paisajes de Schiele incluyen una gran cantidad de representaciones de pequeñas ciudades medievales. Además de Krumau en la República Checa, la ciudad natal de su madre, las poblaciones de la Baja Austria aparecen con relativa frecuencia. Atestiguan su fuerte arraigo con su tierra natal y su preferencia por las ciudades con aires de pueblo.

    Schiele pinta sus ciudades casi como un paisajista, por lo que no es de extrañar, que dijera sobre sí mismo: "Si no fuera pintor, probablemente [...] preferiría ser arquitecto".

    spring in Wienerwald region
    media_content.tooltip.skipped

    A lo largo de su vida, eligió repetidamente pequeñas ciudades como su lugar de residencia: primero Krumau y luego Neulengbach en el Wienerwald (Baja Austria). El Wienerwald de Viena sigue siendo una región de suaves colinas, laderas boscosas y pequeños pueblos rurales, no muy lejos de Viena. Una ventaja que también debe haber convencido a Schiele en busca de una mejor calidad de vida. Aquí fue donde el pintor se retiró y pudo disfrutar de la naturaleza y trabajar sin ser molestado, lejos de la ruidosa ciudad de Viena.

    Así se lo escribió en una carta a su tío: "[...] me propongo quedarme aquí para siempre, mis intenciones son realizar grandes obras [...]". Fue así como en aquella época surgieron importantes obras como "Los ermitaños", "Paisaje con los cuervos" o "Mujer de luto", pero también creó numerosos paisajes expresivos y retratos de árboles como el "Árbol otoñal agitado por el viento".

    Libertad sexual en lugar del puritanismo burgués

    media_content.tooltip.skipped

    Estudios en Viena

    A los 16 años, Schiele llegó a Viena para estudiar en la Academia de Bellas Artes de Viena. Pero Schiele pronto encontró las clases conservadoras poco interesantes y su profesor en ese momento, Christian Griepenkerl, estaba igual de insatisfecho con su alumno: "¡Por el amor de Dios, no le digas a nadie que aprendiste de mí!" Así que el joven pintor dejó la academia al cabo de 3 años y en su lugar fundó el grupo de artistas "Neukunstgruppe" con algunos de sus compañeros de estudios.

    Algunos de los encuentros más importantes de su vida tuvieron lugar en Viena: conoció a su modelo a seguir, Gustav Klimt, así como a su novia y musa, Wally Neuzil, y a su futura esposa, Edith Harms.

    media_content.tooltip.skipped

    Liberación de las obligaciones

    La Viena del arte moderno estuvo dominada por una agitación cultural, que se alejó del puritanismo burgués hacia la liberación de las obligaciones morales. Durante ese tiempo, Sigmund Freud escribió los "Tres ensayos sobre teoría sexual" y Schiele encontró su característico estilo expresionista en esta propicia atmósfera vienesa y se convirtió en uno de los maestros más provocativos de su época con sus representaciones de la sexualidad.

    En 1912, el periódico Neue Presse escribió: "Sus aberraciones se encuentran entre las cosas más repugnantes que se han visto en Viena hasta ahora". Las criaturas grotescas y los desnudos, tanto masculinos como femeninos, fueron todo un escándalo. Pero, sin duda, Schiele estaba convencido de su arte: "Las obras de arte eróticas también tienen su santidad".

    Muerte

    En 1918, Egon Schiele murió de la gripe española en Viena a la edad de 28 años, dejando tras de sí una rica obra gráfica. Estaba bien encaminado hacia la fama que tanto deseaba y profetizó convencido: "Tras mi muerte, tarde o temprano, la gente me elogiará y admirará mi arte".

    Hoy en día, sus cuadros y gráficos alcanzan los mejores precios en las subastas internacionales. La colección de Schiele más grande del mundo se encuentra en Viena, en el Museo Leopold, aunque el Belvedere y el Albertina también cuentan con importantes obras.

    Schiele en el Museo de Viena

    Museo de Leopoldo en el Museumsquartier
    media_content.tooltip.skipped

    La colección de Egon Schiele más grande del mundo

    Leopold Museum de Viena

    El Leopold Museum en el MuseumsQuartier de Viena alberga la colección de Egon Schiele más grande e importante del mundo con 42 cuadros, 184 acuarelas, dibujos y grabados, así como numerosos textos autógrafos y artículos varios. Forma parte de la exposición permanente " Wien 1900 – Aufbruch in die Moderne" (Viena en 1900. La irrupción del modernismo), que ofrece una visión completa de la fascinante Viena alrededor de 1900 con obras maestras de Gustav Klimt, Oskar Kokoschka, Koloman Moser y las obras artesanales de la Wiener Werkstätte.

    Descubrir más

    3 lugares donde experimentar la obra del pintor

    • Egon Schiele, Stein an der Donau i Stein an der Donau
      media_content.tooltip.skipped

      1. Stein an der Donauen, Krems

      Egon Schiele viajó varias veces al valle de Wachau, donde pintó varios cuadros de Stein an der Donauen.

    • Egon Schiele, Na Dunavskom kanalu, 1907. i Dunavski kanal danas
      media_content.tooltip.skipped

      2. Canal del Danubio en Viena

      El cuadro se pintó probablemente en el verano de 1907.

    • Egon Schiele, The Abbey Carpentry, 1907 and the Abbey Carpentry (Klosterneuburg Abbey) today / Stift Klosterneuburg
      media_content.tooltip.skipped

      3. El monasterio de Klosterneuburg

      De 1906 a 1908, pintó varios cuadros al óleo basados en motivos de Klosterneuburg, como la carpintería del monasterio que se muestra aquí, 1907.

    1 / 3

    Tras los pasos de Egon Schiele en la Baja Austria

    •                         Egon Schiele, Study of houses (Stiftskeller), 1908 / Stift Klosterneuburg
      media_content.tooltip.skipped

      El monasterio de Klosterneuburg

      En 1909, Egon Schiele participó por primera vez en una exposición pública en el monasterio de Klosterneuburg.
      Descubrir más
    •                         Bahnhof Tulln a.d. Donau / Tulln
      media_content.tooltip.skipped

      Casa natal de Egon Schiele

      Los Schiele vivían en el edificio de la estación, donde Egon creció junto a sus hermanas. Las habitaciones permiten hacerse una idea de la emocionante infancia del artista.
      Descubrir más
    •                         Danube Cycle Path, Tulln
      media_content.tooltip.skipped

      Egon Schiele Museum

      Aquí puede encontrar más información sobre la vida privada de Egon Schiele y el museo también muestra una selección diferente de sus obras cada año.
      Descubrir más

    Tras los pasos de Egon Schiele en la Baja Austria

    También puede interesarte

    • Gustav Klimt: genio y sibarita

      Amaba el arte, la vida y las mujeres: Gustav Klimt no solo fue uno de los representantes más importantes del modernismo vienés, sino también un verdadero sibarita.

      Descubrir más
          Gustav Klimt The Kiss
      media_content.tooltip.skipped
    • Gustav Klimt y la seducción de las rosas

      Encontró la inspiración en la naturaleza: el pintor Gustav Klimt. Como amante de las cosas bellas de la vida; además del encanto de sus musas, también le fascinaba la estética de las rosas.

      Descubrir más
          Orchard with Roses Gustav Klimt 1912
      media_content.tooltip.skipped
    • Friedensreich Hundertwasser, el artista en armonía con la naturaleza

      Su obra colorida y poco convencional no solo se inspiró en la naturaleza, sino que toda su filosofía de vida está en armonía con ella.

      Descubrir más
          Bewachsene Dächer
      media_content.tooltip.skipped
    • Viena

      Con una mezcla exitosa de tradición imperial y creatividad actual, le recibirá la capital de Austria.

      Descubrir más
          Hofburg - Imperial Palace
      media_content.tooltip.skipped
    media_content.tooltip.skipped