Buscar

    Mercados de Austria

    Los innumerables mercados tradicionales del país invitan a paser entre los puestos gastronómicos y conocer todas las delicias y especialidades de las regiones.

    • Marillen

    Productos de Primavera

    Desde luego, no se puede uno imaginar la cocina austriaca sin esta fruta dulce. Los knödel y la mermelada de albaricoque son dos protagonistas de los famosos postres del imperio austro-húngaro. Pero también se utilizan para aguardiente, néctar y chocolate. Siempre que el tiempo sea bueno. Porque en la época de floración en primavera, los albaricoques son muy delicados. Si hace demasiado frío se puede perder toda la cosecha. En algunas ocasiones, el rocío de la mañana ya ha decidido el destino de la cosecha de albaricoques de todo un año.

    Al ajo salvaje, por otra parte, no le afecta el frío. Esta planta salvaje, de sabor intenso y flores delicadas, inaugura todos los años en marzo la temporada de delicias regionales en Austria y brota, justo después de que se deshace la nieve, en las zonas sombreadas de los bosques. Durante mucho tiempo, sólo se usó para la medicina popular, pero en los últimos años se ha vuelto a descubrir esta delicia culinaria. Es una planta con múltiples usos, se utiliza para hacer Strudel (pastel) y Nockerln (bolas), se sirve con pasta a modo de pesto o se elaboran con ella sabrosas cremas. En primavera el ajo salvaje está en los menús de los restaurantes de toda Austria, tanto en casas de comida sencillas como en restaurantes de lujo.

    • Grüner Spargel

    Productos de Verano

    Una especialidad del verano muy particular es el queso fresco. El cremoso queso se fabrica a partir de leche de oveja, cabra o vaca y no es otra cosa que queso no curado, por lo que es especialmente ligero. Gracias a su sabor suave y cremosa consistencia se puede usar tanto para crear platos dulces como salados. Tradicionalmente, el queso fresco se sirve como el “Mostviertler Schofkas”,pero con cebollino, sal, pimienta y pan.

    A partir de junio comienza también la temporada de setas que tanto esperan los sibaritas. Este festival de placeres culinarios se inaugura con la estrella de las setas, la cantarela. Le siguen los boletus, apagadores, boletos anillados y a finales de verano, champiñones de campo. El modo más clásico y popular de degustar las setas sigue siendo el “Gulasch de setas con Semmelknödeln” (bolas hechas a base de pan blanco).

    • Kürbiskernöl aus der Steiermark

    Productos de otoño

    El otoño, que con su luz suave y bosques multicolores aporta un ambiente tan especial al país, también es la temporada alta de la calabaza. Esta se cultiva en muchas variedades y se convierte en delicias gastronómicas tanto en la cocina natural como en la alta cocina. Cremas, suflés o chutneys son platos muy populares, en el sur de Estiria se extrae incluso el “oro negro” de las calabazas, el aromático y oscuro aceite de la pepita. Junto con calabaza, lombarda, castañas asadas y knödeln, es una comida fuerte que combina muchos aromas de la cocina austriaca. Y la mejor prueba de un hecho filosófico de los austriacos acostumbrados a los buenos sabores: comer bien no sólo sacia, también hace feliz.

    • Vanillekipferl

    Productos de invierno

    Galletas, ponche y bischofsbrot (bizcocho con almendras y frutas escarchadas) endulzan el invierno a golosos y gourmets. Para estos últimos las navidades ya comienzan a principios de diciembre. Poco antes del primer domingo de adviento, las cocinas del país se llenan de un aroma de canela, vainilla, anís y miel: ha comenzado la época de las galletas navideñas. Para los golosos es la mejor época del año y los visitantes extranjeros se asombran ante esta costumbre porque hay pocas cocinas en el mundo que conozca tantas recetas de galletas navideñas. Vanillekipferln, Kokosbusserln, Anissterne, Witwenküsse, Linzer Augen, Nussmakronen, Orangensterne, Mandelschnitten, Husarenkrapferl, Zimtsterne y Lebkuchen son los principales protagonistas de las galletas navideñas; cada familia y pastelería tiene además sus propias recetas.

    La fruta, al igual que en el Kletzenbrot, también juega el papel protagonista. Kletzen es como se llama en Austria a las peras y ciruelas secas y además de la masa de pan, son los ingredientes más importantes de esta especialidad. El Kletzenbrot se hace, según la tradición, la víspera del 21 de diciembre, durante la noche más larga del año, y no se puede cortar hasta el día de San Esteban. Las olorosas especias conceden a las galletas navideñas su aroma tan especial. También se utilizan para las típicas bebidas de la época de adviento. Glühwein, una bebida caliente hecha a base de vino tinto, canela, cilantro, clavo y un chorro de ron, con lo que sirve para calentarse en los días fríos. El ponche, por su parte, es la mezcla de cinco ingredientes; agua, té, ron, zumo de limón y azúcar. También se bebe caliente para combatir el frío.

    Mercados en Viena

    Mercados en Viena

    Hay un total de 21 mercados en Viena que ofrecen sus productos de lunes a sábado, los fines de semana también hay algunas delicias adicionales. Por ejemplo, los sábados en el Karmelitermarkt se pone el puesto de Slow Food más importante de la ciudad. Allí se venden sólo productos regionales de producción ecológica: salmón alpino y pan de horno de leña bio, queso y productos cárnicos de razas domésticas. Por otra parte, el Brunnenmarkt, en el barrio de Ottakring, que suele estar casi por completo en manos turcas, se amplía los sábados con un mercado en el que los campesinos ofrecen productos regionales. En el punto de intersección de ambos mercados se encuentra toda una institución vienesa: “el Staud”. El señor Staud vende, en un moderno pabellón, sus mermeladas y verduras en conserva famosas en todo el mundo. Últimamente, desayunar los sábados en Yppenplatz está considerado como un ritual imprescindible para acabar la semana.

    Naschmarkt

    Naschmarkt Viena

    El olor de menta fresca hace cosquillas en la nariz pero enseguida se ve superado por los exóticos aromas a curry o cúrcuma y la frambuesa dulce de rosas salvajes. Un comerciante turco pondera a voces sus melones, enfrente de él, un cocinero chino vende fideos al wok, y el panadero ecológico de Weinviertel ordena sus tartaletas de fruta y escanda en la estantería. Una vuelta al mundo en el mercado Naschmarkt de Viena no dura 80 días, se puede hacer fácilmente en pocos minutos. El mercado más grande de Austria invita a sus clientes a mirar, admirar, descubrir y disfrutar de lunes a sábado. Aquí se puede comprar de todo: frutas y verduras, carne y pescado, pan y queso. Incluso delikatessen como caviar persa, huevos de codorniz o hígado de oca. Los mejores productos del Naschmarkt están considerados por los vieneses como verdaderas recomendaciones: los hermanos Umar tienen los mariscos más frescos de la ciudad, Herta Gruber las chuletas de buey más famosas, cuya calidad incluso se puede comparar con la del buey de Kobe.

    Naschmarkt

    Mercados en Salzburgo

    Una plaza de mercado de más de mil años de antigüedad

    Mercados en Salzburgo

    Viena tiene, como capital, el mayor número de mercados, pero el mercado más antiguo del país, y para muchos el más bonito, está en Salzburgo. En el año 996 el emperador Otto III ya otorgó al arzobispo de Salzburgo el derecho de celebrar un mercado diario en la ciudad. El mercado llamado “Schranne” sigue existiendo y se celebra todos los jueves junto a la iglesia de St. Andrä.

    En los 190 puestos del mercado se vende comida y flores. El mercado es famoso especialmente por sus especialidades de campesinos locales, y hay puestos que ofrecen knödel, semmelknödel y selchknödel preparados. En la época de Adviento y antes de Pascua, es cuando más bonito se pone el Schranne, cuando los puestos ofrecen una hermosa imagen con sus decoraciones típicas.

    Mercados en Salzburgo
    Paar spaziert über den Salzburger Grünmarkt

    Mercados en Austria

    • Mercado en Linz

      El mercado de la Estación Sur de Linz es el mercado de verduras más importante de Alta Austria es un mercado muy vital, especialmente los viernes. Ese día, además de los puestos fijos, van también pequeños campesinos y jardineras de la región a vender sus productos.

      Mercado de Linz
      Linz
    • Mercado en Bregenz

      Igual de variado pero al descubierto, se presenta el animado mercado semanal de la Kornmarktplatz de Bregenz. Vendedores de todo Vorarlberg ofrecen un impresionante surtido de productos, famoso sobretodo por sus originales especialidades.

      Kornmarktplatz Bregenz
      Pfaenderbahn
    • Mercado en Innsbruck

      El mayor mercado cubierto de Austria está en Innsbruck. En el renovado mercado de estilo jugendstil se vende comida, especialidades y flores seis días a la semana. Cada primer viernes del mes hay además una exposición, “Mujeres Arte Artesanía”, en la que más de 60 artesanas ofrecen sus creaciones.

      Markthalle Innsbruck
      Maria Theresien Straße in Innsbruck
    • Mercado en Graz

      En Graz hay un mercado con un gran porcentaje de productos ecológicos: el mercado de productos de campesinos de la Kaiser-Josef-Platz, que existe desde 1928.

      Mercado de Graz
      Graz con su marcante monte Schlossberg